Cuestión de aviones

Al comenzar en 1984 los trasplantes de hígado y corazón, se aprovechaban los donantes del propio hospital o como mucho de la misma ciudad. Posteriormente se planteó la posibilidad de utilizar órganos “a distancia”. Surgió entonces un nuevo problema para siempre ligado a los trasplantes. Si el donante se encontraba en otra ciudad… ¿Cómo ir a extraer el órgano?

El hospital Puerta de Hierro había alcanzado un acuerdo con el ejército del aire, el cual disponía de un núcleo de pilotos dedicados al desplazamiento de altos cargos y misiones similares en aviones “Mystere”. Los militares respondieron espléndidamente. Incluso ofrecieron formación al personal de la ONT sobre la navegación aérea, el contacto con los responsables de las distintas zonas, de los aeropuertos, las condiciones de vuelo y un largo etcétera. Sus enseñanzas han servido para afrontar de una forma profesionalizada la coordinación de los vuelos a lo largo de los 15 años de vida de la ONT y siguen teniendo la máxima vigencia.