Trasplante de pulmón

El 11 de Junio de 1963, James D. Hardy, en Jackson (Mississipi) efectuó el primer trasplante de pulmón de la historia, rodeado de una serie de circunstancias cuando menos inquietantes. El receptor fue un hombre de 58 años John Russel, con un cáncer de pulmón, una insuficiencia respiratoria y además una insuficiencia renal. Por si esto fuera poco, Russel era además un condenado a muerte por un jurado del estado de Mississippi, por haber cometido un asesinato en 1957. En el penal de este estado es donde se le diagnosticó el cáncer.

Russel recibió la proposición de un 'trasplante pulmonar' con toda la información necesaria, a saber, la operación no se había intentado nunca en seres humanos y podía tener éxito o fracasar. El condenado a muerte aceptó el desafío. Si todo salía bien, su pena de prisión sería conmutada por el gobernador del estado por 'contribución a la causa de la humanidad'. Este procedimiento no era nuevo en los Estados Unidos donde, en algunos estados, condenados de derecho común habían aceptado servir como conejillos de lndias para experimentos científicos relacionados con el cáncer, a cambio de la reducción de su pena de prisión o de la no ejecución de lo pena capital.

Se procedió al trasplante del pulmón izquierdo que duró 16 días con buena función, pero el enfermo falleció como consecuencia de la agudización de su insuficiencia renal.

Los siguientes intentos en diversos hospitales no corrieron mejor suerte. En 1968 Denton Cooley hacía el primer trasplante en bloque de corazón y ambos pulmones, pero también sin éxito. Ese mismo año un cirujano belga, Fritz Derom, consigue que un paciente sobreviva 10 meses tras recibir un pulmón, pero los malos resultados hacen que los años setenta supongan la práctica desaparición de la técnica. Solo en 1981, ya con ciclosporina comienzan de nuevo a realizarse el corazón – pulmón en bloque con resultados alentadores en Stanford a cargo de Shumway y Reitz. Fue sin embargo el grupo de Toronto (Canadá), con Cooper a la cabeza quienes a principios de los ochenta sentarían definitivamente las bases del trasplante unipulmonar y en 1986 del bipulmonar.

En España fue el doctor Ramón Arcas quien trasplantó el primer pulmón en el hospital Gregorio Marañón de Madrid en 1990. Hoy esta intervención se realiza en España en 7 centros a razón de unos 150 al año.